Home » Photos » María Paula Duarte Rodríguez, Batury, Sinaloa

María Paula Duarte Rodríguez, Batury, Sinaloa

María Paula Duarte Rodríguez, Batury, Sinaloa

Su papá no les puso terreno porque eran muchos hijos. Les tocó tierra a los varones, pero a las mujeres no. Ella se casó con un señor que no era de aquí y por eso no les tocó tierra tampoco. Desde entonces los dos trabajan como jornaleros. Ella es mayo y yo también pasé a formar parte de la misma familia indígena por mi esposo.

Mis papás eran muy trabajadores. Mi papá era pescador por amor a la pesca, pero también ya conocíamos la milpa, porque él de su cosecha de camarón compró una parcela, aunque estaba salada.

Fue cuando ya nos casamos Samuel y yo que me agarró más amor a la parcela. Solo que él la tenía con un patrón al igual que muchos de aquí en Batury. Daban sus terrenos a unos patrones con la intención de que las parcelas se pudieran trabajar, porque no tenían los recursos económicos para hacerlo ellos mismos.

Bueno, había un compromiso: nosotros le dábamos la parcela al patrón, para que él nos ofreciera trabajo. Y el patrón nos prestaba dinero. Si un niño se enfermaba, si ocupábamos dinero para comprarles zapatos a los hijos, pues iba uno y le pedía prestado al patrón para pagarle a cuenta de la cosecha.

Después a la hora de la trilla, era el patrón el que hacía los pagos y lo que se debía de su cosecha y le daba la cuarta parte al dueño de la parcela. El patrón era el que se quedaba con la mayor parte.

Era él quien estrenaba carros, quien compraba más terreno y quien iba subiendo. Para nosotros era una vida muy precaria. Haga de cuenta como en los tiempos de antes: los terratenientes tenían sus trabajadores, así de la misma manera estábamos llegando nosotros, o sea, estábamos volviendo al tiempo de atrás.

Luego Samuel tuvo un año que le robaron las dos cosechas. No le dio ni siquiera la cuarta parte como se había acordado. Se metió de vivo. Entonces, nosotros caminábamos con esa inquietud, con el sueño de poder recuperar las parcelas. Y empezamos la lucha.

Aquí pertenecemos a un grupo indígena y todos tienen sus parcelas, pero no podían trabajarlas. Entonces se me ocurrió que podíamos juntarnos y entre todos buscar un apoyo para poder independizarnos.

La cooperativa que formamos todos los ejidatarios indígenas se llama Yoreme Batury y su propósito es que todos tenemos los mismos derechos. Yo sabía que para los indígenas el gobierno destina un apoyo, entonces nos acercamos a las oficinas del gobierno. Nos dieron como treinta requisitos que teníamos que cumplir para poder lograr ese recurso.

Bueno, había disposición pero no había mucho progreso. Hasta que el gobierno mandó aquí un ingeniero que se encargó de darle apoyo a la producción. Él iba a hacer todo lo que pudiera para que sembráramos las parcelas para nosotros.

Primero nos apoyaron con la maquinaria. Luego el ingeniero nos propuso la opción de cambiar la manera de trabajar el maíz a mínima labranza. Nos dijo que con este nuevo modelo de siembra se iban a reducir los gastos, aunque las cosechas a lo mejor eran un poquito menos que de la manera convencional como sembraban los patrones.

Pues para nosotros fue la mejor opción. La moda convencional, como se sembraban las parcelas, nos salía muy cara y más laboriosa. Con esta nueva propuesta de sembrar a mínima labranza nos logramos independizar.

El primer año que sembramos así, los vecinos decían: “¡Esta tierra, así como la están sembrando, no va a producir!”. Pero nos fue bien y cosechamos ciento tres toneladas de maíz.

Ahora ya tiene Samuel la camioneta, en la segunda cosecha la compró. Aunque no sea de modelo reciente, es el primer coche en mi vida, pues andamos muy a gusto en ella.

Todavía vamos muy temprano a hacer el trabajo en la parcela. Y a pesar de tener la camioneta a veces aprovechamos para caminar, porque nos gusta andar así, disfrutando la vida que hemos llevado.

Hemos vivido con apuros y muchas necesidades, pero le hemos hecho frente a la vida para vivir mejor. De ahí, el tener carro no nos hace que no pisamos la realidad. No porque tenemos carro vamos a andar nomás en puro carro.

Credit: Peter Lowe/CIMMYT

(read more)

Photo taken on 6 December 2014 (© CIMMYT / Flickr)

Related tags :
 maize, maíz, mujeres, campo, field, women, cimmyt, milpa, stories, historias, book, libro
 

Libro Photos